Tipo de cena para evitar engordar

La forma de asimilar los nutrientes y la energía que es brindada por los alimentos, cambia dependiendo de la hora del día en la que se consumen, ya que la actividad realizada posteriormente va a tener una determinada demanda de calorías, según las funciones que se lleven a cabo. Tal es el caso del desayuno, que debe ser completo y nutritivo para afrontar las primeras horas del día eficazmente. Por otra parte la cena representa la última comida de la jornada y está enmarcada en un período en el que el organismo disminuye su ritmo de conversión de los nutrientes y su metabolismo.

Es importante señalar que el tipo de alimentos que se consumen no debería ser el mismo que en el almuerzo, por las razones antedichas y también para suministrar al cuerpo una dieta variada a lo largo del día. A la hora de la cena hay que disminuir la cantidad de energía que se ingiere, evitando los alimentos con alto contenido de grasas que además hacen disminuir la velocidad de la digestión; lo ideal es optar por verduras (procurando que estén cocidas, ya que si están crudas enlentecen los procesos digestivos) y frutas.

Durante la noche el consumo de calorías es significativamente menor, por lo tanto lo que se aporte con los alimentos va a tender a almacenarse, aumentando la probabilidad de subir de peso si se cena en abundancia. Es conveniente consumir proteínas de origen animal para colaborar en la degradación de los lípidos almacenados; para ello es bueno elegir carnes blancas con muy poco contenido graso como el pollo, pescado o pavo. Los cereales integrales contienen vitaminas del complejo B, las cuales propician un buen descanso y más claridad mental en las primeras horas del día siguiente.

 

Lo aconsejable es que la cena tenga lugar dos horas antes de acostarse para dar tiempo a que la actividad digestiva se realice, y además porque ir a dormir inmediatamente después de comer dificulta el descanso

 

Algunos expertos recomiendan prescindir en lo posible de la ingesta de carbohidratos desde las 18-19 horas, dado que a partir de ese momento el organismo se dispone a prepararse para el descanso y por lo tanto el gasto energético comienza a descender. Lo más importante es realizar todas las comidas a lo largo del día, sin saltear la cena, aunque esta tenga que ser más liviana que el resto.

 

Descargar Libro Abdomen Plano
Descargar Libro comidas adelgazantes

Add Comment