METFORMINA PARA ADELGAZAR

La metamorfina es un fármaco cuyo principal uso es en el tratamiento de la Diabetes Mellitus tipo II, pertenece a una clase de fármacos denominada biguanidas.

Su mecanismo de acción no se ha descubierto en su totalidad, pero se sabe que ayuda a utilizar la glucosa en tejidos periféricos, es decir aumenta la capacidad de los tejidos de usar glucosa.

Es útil en el tratamiento contra la obesidad y en el sobrepeso ya que aumenta la cantidad de energía que el cuerpo requiere cada día y con esto consume ciertas reservas de grasa que ayudan lentamente a mejorar el peso.

Las ventajas van más allá de la pérdida de peso, ya que al ser un medicamento utilizado en la diabetes, contribuye a retrasar la aparición de la diabetes o bien que jamás aparezca. Esto es porque ayuda a reducir la resistencia a la insulina, este término se refiere a un padecimiento en el cual el cuerpo comienza a requerir de dosis mayores de insulina, ya que todo el tejido graso que posee la persona con obesidad secreta sustancias que van en contra de la acción de la insulina.

Con el medicamento se ayuda a usar la glucosa por otras vías que no usan insulina. Existen ciertas partes en las células que pueden utilizar la glucosa (azúcar) de la sangre sin necesidad de usar insulina, sin embargo estas vías son menos eficaces y rápidas.

Entre sus efectos adversos más comunes encontramos: diarrea (que puede ser tan grave que sea caso de suspender el tratamiento), distensión abdominal, gases, estreñimiento, sabor metálico y enrojecimiento de la piel.

Debemos de tener en cuenta que este tipo de medicamentos deben de ser recetados por un médico, para lograr un control completo sobre nuestro cuerpo que solo un experto podrá llevar a cabo, recordemos que cualquier medicamento posee efectos secundarios que pueden llegar a ser graves.

 

Leave a Reply