La hormona que apaga el hambre

Combatir la obesidad es una de las muchas batallas que el ser humano tiene que aprender a corregir, es por ello que científicos buscan la forma de dar una solución a esta enfermedad relacionada con la alimentación muy comúnmente. Existen hormonas según se argumenta que están enlazadas a que el hambre aumente como que disminuya, tales como la insulina y la leptina, esta primera hace que en las personas que poseen mayores niveles de insulina en sangre, sean más intensa las ganas de comer, por ende que son vulnerables a seguir subiendo de peso.

Los alimentos pueden o no aumentar los niveles de glucemia en sangre, algunos lo hacen mucho mas rápido induciendo a la persona ya sea o no obesa a incrementar su ingesta de calorías, se cree que es a costa de la mayoría de carbohidratos complejos, aunque también existen otros factores. La leptina en cambio es otro hormonas que es segregada por las células del tejido adiposo o adipositos, informando al cerebro que en el cuerpo hay suficiente cantidad de reservas de grasa como para controlar el hambre, lo que en muchos casos de obesidad no se presenta porque han desarrollado resistencia a esta hormona, logrando que en vez de disminuir el apetito, el cuerpo retorne a su fase de pedir mas nutrientes para no agotar esas reservas que al no ser usadas con la actividad se acumulen aun mas.

 

 

 

En la actualidad se han logrado sacar una formula de esta hormona para ser administrada en forma oral o en inyectables como tratamiento a la obesidad, pero si bien este recomendado por algunos se debe tener una indicación aprobada por un medico para hacer de su uso.

 

 

 

Add Comment