Efecto de las antocianinas para adelgazar

En la naturaleza pueden encontrarse numerosas sustancias que colaboran en el tratamiento del sobrepeso, atenuando los efectos adversos y prácticamente sin contraindicaciones. Uno de esos elementos son las llamadas antocianinas. Se trata de pigmentos hidrosolubles presentes en frutas y verduras que les confieren el color azul-violeta; en las plantas pueden hallarse en las hojas funcionando como una defensa contra los rayos UV. Tienen un comprobado poder antioxidante y promueven la remoción de los lípidos depositados en el organismo de quien las consuma, mediante el estímulo de células denominadas adipocitos para que desechen la grasa contenida en ellos. Las antocianinas regulan el metabolismo de las células y producen un detrimento en la formación de radicales libres, lo que hace que disminuya la oxidación de los lípidos. Juegan un rol fundamental en la prevención de la diabetes resistente a la insulina y del síndrome metabólico. Son importantes además para la protección de los vasos sanguíneos de la retina, por lo que resulta beneficioso para la salud ocular; algunos autores afirman que estas sustancias poseen cualidades antivirales.

¿Cómo actúan para ayudar a la pérdida de peso?

Su efecto sobre el metabolismo del tejido adiposo y la degradación de la grasa para la producción de energía dan como resultado la pérdida de peso. También inhiben la actividad de enzimas del tubo digestivo responsables de digerir y facilitar la absorción de las grasas presentes en los alimentos y de otras que promueven el aumento de glucosa en la sangre.

Add Comment