Diferencias del ejercicio aeróbico y anaeróbico

Siempre que una persona se decide a realizar una rutina de ejercicios cotidiana, esta siempre piensa que la mejor alternativa es realizar pesas, abdominales y lagartijas para marcar su cuerpo y disminuir la grasa acumulada en su abdomen.  Sin embargo es importante realizar una actividad aeróbica, para que nuestro corazón trabaje y la quema de grasas sea continua, ya que esto hace una gran diferencia, cuando deseamos disminuir tallas, tonificar o aumentar nuestra masa muscular.

 

Por eso mismo presentamos las diferencias de estos:

 

Ejercicio aeróbico: Esta clase de ejercicios es el ideal para personas que desean disminuir la grasa de su cuerpo y empezar a tonificar de forma rápida, con esta clase de ejercicio, nuestro corazón hace que trabaje en su máximo y de esta forma el proceso de sangre fluya de manera correcta.

 

Las rutinas aeróbicas deben ser de una consistencia moderada y que se realice al menos 30 minutos, 4 veces por semana. Los principales ejercicios aeróbicos son: Correr, trotar o realizar algún deporte que genere movimiento como el fútbol.

 

Ejercicios Anaeróbicos: Este ejercicio es cuando no provoca un aumento en la frecuencia cardiaca de nuestro corazón, es decir, que no exija a nuestro cuerpo de una manera habitual y que solo se trabaje nuestro cuerpo.

 

El objetivo principal de las rutinas anaeróbicas es generar una mayor resistencia al realizar cualquier actividad en nuestro cuerpo, por eso mismo la mayoría de las personas realizan pesas, abdominales o sentadillas que además de generar una resistencia, si se combina con los ejercicios aeróbicos harán que se marque la zona que más se desea.

🙂

Add Comment