Adelgazar sin tener hambre.

Hace unos años me guardé este ejemplo de dieta.
Desayuno

Lo primero será tomar, antes que nada, un zumo de la fruta que prefiera alternando cada día (tomate, naranja, pomelo, piña, etc). Seguidamente un café con leche acompañado de un par de rebanadas de pan integral con un ingrediente como puede ser mermelada, queso fresco o margarina. Media mañana Para no claudicar ante la falta de energía es aconsejable tomar una pieza de fruta, variando entre aquellas que más le agraden. Puede alternar la fruta, para variar, con un café con leche y un trozo de pan integral o bien un yogur.

Comida

Siempre se iniciará con una pequeña ensalada, se acompañará con otro plato pequeño a base de patatas cocidas, judías blancas, arroz o productos similares.

El segundo plato será una pieza pequeña de carne o pescado asado o a la plancha, o bien pasta con un poco de tomate o un plato de paella o similar. De postre, elegir entre una pieza de fruta o yogur.

Merienda

Como todavía a media tarde quedan muchas horas hasta la cena le aconsejamos tomar uno de los alimentos aconsejados para la media mañana, procurando no repetir.

Cena

Sigue una estructura muy similar a la comida con la salvedad de que se reduce a dos platos. Un primero que incluye, a elegir, ensalada, caldo, verduras cocidas, un puré o similar. El segundo plato incluiría una porción pequeña de carne, pescado o embutido sin grasa. Si practica la dieta un mínimo de 4 semanas, pronto adquirirá unos hábitos más saludables, además de perder varios kilos.

Add Comment