Adelgazar con 20 años

Muchas mujeres a los 20 años se encuentran que ya no tienen una talla 36, ya que su cuerpo ha dejado atrás el cuerpo de niña- adolescente, y ha ganado curvas. Si ya hemos resuelto estas dudas, y decidimos perder peso, podemos ponernos a dieta, pero, sin poner en peligro nuestra salud, y hacerlo de una manera razonable.

Lo más recomendable es que, antes de iniciar una dieta, calculemos nuestro índice de masa corporal, para poder saber si realmente tenemos que perder peso o no. Al ser jóvenes, nos encontramos con una serie de ventajas muy grandes: la motivación y nuestro organismo, que posee una gran capacidad para perder peso.

Ahora, debemos apostar por una serie de alimentos sanos y ligeros, que será la mejor opción para poder conservar nuestra silueta en el futuro. Debemos evitar los fritos y las restricciones severas. No cometer el error de suplantar alimentos como son las carnes o los derivados -hay que evitar las grasas y las salsas-; ya que hay que recordar que entre un 10- 15% de los jóvenes padecen de anemia o de cansancio.

Asume que vas a tener ataques de hambre, para lo cual debemos tener alimentos como son: compotas de frutas sin azúcar; un bol de queso fresco 0% materia grasa; un yogur natural o light con frutas; un bol de sopa de verduras… pero, cuidado con los hidratos de carbono -pan, arroz, pasta-, ya que su consumo debe ser proporcional a nuestra actividad física.

Add Comment