Relación entre sobrepeso y celulitis

Relación entre obesidad y celulitis

Relación entre sobrepeso y celulitis

Relación entre sobrepeso y celulitis

La acumulación y depósito de lípidos en el cuerpo puede obedecer a diferentes causas y manifestarse de diversas maneras. En algún momento se puede pensar que la obesidad y la aparición de celulitis están relacionadas, pero esto no es así, ya que cada una tiene origen y evolución distintos aunque se trate de alteraciones del tejido graso.

La obesidad

En el caso de la obesidad se constata un incremento en la cantidad de adipocitos, (las células que almacenan la grasa), y también un aumento en su tamaño; mientras que la celulitis cursa con el acúmulo de tejido adiposo y líquido en la capa subcutánea. Estas transformaciones incluyen a los pequeños vasos sanguíneos locales e implican un cambio estructural en las células del tejido conjuntivo.

La celulitis

Las causas de la celulitis son diversas pero puede decirse que es de presentación exclusiva en las mujeres dado el componente hormonal y genético que la desencadena; la afección involucra una alteración en la microcirculación local impidiendo el normal drenaje de los elementos de desecho. Muchas de las personas que presentan este problema no cuentan con sobrepeso, e incluso pueden ser delgadas y sin embargo tener un grado avanzado de celulitis.

En lo que tiene que ver con el aspecto de cada una, la celulitis se percibe como un cambio en la textura de la piel, con aumento en su consistencia, y que puede ir acompañada de dolor; por su parte la obesidad no denota estas alteraciones locales ya que no involucra a una zona delimitada del cuerpo.

Sin embargo, cabe aclarar que algunos de los hábitos que predisponen a la aparición de sobrepeso, conllevan también a la instalación de la “piel de naranja” y su agravamiento: una alimentación con alto contenido de lípidos y azúcares simples, y escasa actividad física; por lo tanto un cambio en este tipo de conductas puede derivar en una mejora de ambas condiciones.

Diferencia entre obesidad y celulitis

Respecto a los tratamientos, estos van a tender al reestablecimiento de la circulación local y la normalización de los tejidos en el caso de la celulitis y a disminuir el aporte de calorías y facilitar la quema de grasas en el conjunto del organismo, si se trata de obesidad. Es así que se deben tomar como dos afecciones independientes, aunque puede decirse que al tomar medidas para adelgazar, una persona puede contribuir también a prevenir o mitigar la evolución de la celulitis ya instalada.

Leave a Reply